aceites esenciales para el resfriado y la gripe

Mejores ACEITES ESENCIALES para el RESFRIADO y la GRIPE

aceites esenciales para el resfriado y la gripe

Nariz que moquea, picazón en la garganta, dolor de cabeza y fatiga: todas las personas sentimos los síntomas del resfriado y la gripe. Pero, ¿qué es exactamente el resfriado común y cómo lo contrae la gente? ¿Cómo difieren los síntomas de un resfriado de la gripe? ¿Hay precauciones que se pueden tomar para evitar enfermarse en el futuro?

Si bien ambas enfermedades son frecuentes, existen ciertos remedios, tanto holísticos como convencionales, que pueden ayudar a aliviar los síntomas y recuperar el equilibrio en poco tiempo. El truco es saber qué remedios comunes están respaldados científicamente frente a simples mitos. Ya sea que esté sufriendo una congestión extrema, un dolor de cabeza fuerte o una fiebre que simplemente no desaparece, hay algunos aceites esenciales que te pueden ser de ayuda.

Lista de los mejores aceites esenciales para el resfriado y la gripe

 

1. Aceite Esencial de Limón

Es genial tener a mano el aceite esencial de limón porque es increíblemente versátil. Por ejemplo, puede ayudar a mantener una función respiratoria saludable y reducir los síntomas del resfriado y la tos. También tiene propiedades antibacterianas y antivirales, que pueden ayudar a prevenir enfermedades y aumentar la función del sistema inmunológico.

Además, el limón también es conocido por apoyar el sistema linfático, que ayuda al cuerpo a eliminar toxinas y desechos.

Para prevenir enfermedades, difunda el aceite esencial de limón en toda la casa o agregue unas gotas a una botella de spray de agua y vinagre blanco y use esa solución para limpiar las superficies.

[amazon box=»B0054S1GJ2″]

2. Aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té tiene potentes propiedades antibacterianas, antivirales y antisépticas que lo convierten en una fuente inagotable para eliminar patógenos nocivos en su hogar. Para prevenir enfermedades, puede usar el árbol de té para hacer un aerosol desinfectante natural para el hogar.

Si ya tiene síntomas de resfriado o gripe, agregue unas gotas de aceite esencial de árbol de té a un baño tibio o difúndalo por toda la casa.

Si tienes mucha congestión, calienta un tazón de agua y agrega unas gotas de este aceite esencial. Cúbrase la cabeza con una toalla e inhale los vapores curativos durante cinco a 10 minutos. Respirar el vapor puede ayudar a limpiar los senos paranasales.

[amazon box=»B06VT4G8BD»]

3. Aceite esencial de eucalipto

Si alguna vez has olido el aceite esencial de eucalipto mientras estabas congestionado, sabes de primera mano lo maravilloso que es tener este aceite esencial a mano. Simplemente oler el aceite directamente de la botella puede limpiar los senos paranasales y ayudarlo a respirar mejor.

El aceite esencial de eucalipto tiene propiedades antivirales y descongestionantes. Puede ayudar a prevenir enfermedades antes de que se presente, así como a aliviar los síntomas si ya está enfermo.

Para despejar la congestión, agregue unas gotas de aceite esencial de eucalipto a un aceite portador y masajee suavemente en el pecho y el cuello. Alternativamente, agregue unas gotas a un recipiente con agua muy caliente y aspire el vapor, o haga gárgaras con un par de gotas de aceite de eucalipto en agua tibia para aliviar el dolor de dolor de garganta.

[amazon box=»B00475JNAW»]

4. Aceite Esencial de Canela

El aceite esencial de hoja de canela puede ayudar a estimular el sistema inmunológico y apoyar la función respiratoria debido a sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Al difundir el aceite esencial de hoja de canela en todo el hogar, puede ayudar a aliviar la inflamación en la garganta y los pulmones que provocan tos. Además, el aceite de hoja de canela es una gran adición a un aerosol desinfectante natural.

[amazon box=»B017W8WP1O»]

5. Aceite Esencial de Lavanda

Si bien la lavanda a menudo se asocia con sus propiedades calmantes y su capacidad para promover un sueño reparador, el aceite esencial de lavanda también tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a aliviar los síntomas del resfriado y la gripe.

El aceite esencial de lavanda se puede agregar a un aceite portador y usarse como aceite de masaje para el dolor muscular o se puede frotar sobre las sienes para aliviar el dolor de cabeza.

Además, dado que una buena noche de sueño ayuda al sistema inmunológico a funcionar correctamente, difundir el aceite esencial de lavanda en una habitación o rociar ligeramente la almohada puede ayudarlo a descansar lo que necesita para recuperarse.

[amazon box=»B01M26Q4TC»]

6. Aceite esencial de menta

Si sufres de gripe y tienes fiebre, el aceite esencial de menta puede ayudarte. Agregue unas gotas de aceite esencial de menta a un aceite portador y masajee suavemente la planta de los pies y la parte posterior del cuello para ayudar a reducir la fiebre.

Este aceite esencial también tiene propiedades antivirales, que pueden ayudar a matar los virus cuando se difunden por todo el hogar. La menta también es conocida por ser expectorante, lo que puede ayudar a limpiar las fosas nasales y eliminar el exceso de moco del cuerpo. Y cuando se masajea suavemente en las sienes o se inhala a través de un difusor, el aceite esencial de menta puede ayudar a aliviar el dolor de acbeza típico de la gripe.

[amazon box=»B0786Z48VW»]

7. Aceite Esencial De Orégano

El aceite esencial de orégano es un remedio natural popular para el resfriado y la gripe y por una buena razón. Uno de sus componentes principales es el carvacrol. Es conocido por sus poderosas propiedades antivirales que ayudan a combatir el resfriado común y la gripe. De hecho, a menudo se lo conoce como un antibiótico natural que puede combatir los patógenos nocivos.

Para ayudar a combatir la infección, tome una gota de aceite esencial de orégano internamente. Siempre asegúrese de comprar aceite esencial 100 por ciento de grado terapéutico para uso interno. Alternativamente, puede difundir el aceite esencial de orégano en una habitación, masajearlo en el pecho y el cuello después de diluirlo con un aceite portador, o inhalarlo por inhalación de vapor.

[amazon box=»B00IN8I1OS»]

8. Aceite esencial de incienso

El aceite esencial de incienso se ha utilizado desde la antigüedad como antiinflamatorio, diurético y desinfectante. También se sabe que estimula el sistema inmunitario y lo ayuda a combatir las infecciones bacterianas y virales.

Para obtener los beneficios de este poderoso aceite esencial, difúndalo en una habitación de su hogar, agregue unas gotas a un baño tibio o agregue un aceite portador y masajee suavemente las plantas de los pies, el pecho o el cuello.

[amazon box=»B076P3XYGX»]

9. Aceite Esencial de Limoncillo

Utilizado tradicionalmente en la medicina ayurvédica para ayudar a reducir la fiebre y tratar enfermedades infecciosas, el aceite esencial de hierba de limón es otra excelente forma de aliviar los síntomas del resfriado y la gripe. Es conocido por tener propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antifúngicas y para aliviar el estrés.

Además, el aceite esencial de hierba de limón promueve la sudoración, lo que ayuda al cuerpo a liberar toxinas y reduce la temperatura de las fiebres. Para obtener todos los beneficios de este aceite, respire por inhalación de vapor, agregue unas gotas a un baño tibio o masajee una o dos gotas en las plantas de los pies.

[amazon box=»B0057WO520″]

10. Aceite esencial de clavo de olor

El aceite esencial de clavo de olor es conocido por tener propiedades antivirales, antifúngicas y antibacterianas, que pueden ayudar a combatir las infecciones en el cuerpo. También puede apoyar la salud del sistema respiratorio y ayudar a mantener un sistema inmunológico que funcione correctamente.

Para beneficiarse del aceite esencial de clavo de olor, agregue una o dos gotas en las plantas de los pies, difúndalas por toda la casa o agregue a un baño tibio.

[amazon box=»B00449G7L4″]

11. Aceite esencial de tomillo

Repleto de propiedades antivirales y descongestionantes, el aceite esencial de tomillo es excelente si padece un resfriado u otros problemas respiratorios. También puede ayudar a aumentar la energía cuando te sientes fatigado.

Mezcle el aceite esencial de tomillo con un aceite portador y úselo para descongestionar el pecho, inhale los vapores a través de la inhalación de vapor, difúndalo en una habitación o agréguelo a un baño tibio.

[amazon box=»B0044UNTUK»]

12. Aceite Esencial de Salvia

El aceite esencial de Salvia es un aceite altamente versátil conocido por sus propiedades astringentes, digestivas, antiespasmódicas, antisépticas y nerviosas. Cuando se inhala, las propiedades antiespasmódicas de este aceite pueden ayudar a aliviar la tos espasmódica y otros problemas respiratorios. Este aceite también puede ayudar a abrir los senos paranasales y relajar los bronquios.

Para ayudar a aliviar los síntomas respiratorios, difunde el aceite esencial de salvia en toda la habitación o mézclalo con aceite de masaje y masajea el pecho y el cuello.

[amazon box=»B07L57FJ51″]

13. Aceite esencial de romero

El romero es una fuente inagotable de un aceite esencial, con propiedades para aliviar el dolor, reducir el estrés, estimular el sistema inmunológico y curar las vías respiratorias. También se puede usar para calmar la mente, aliviar el dolor, combatir las infecciones y aliviar la congestión.

Los beneficios curativos del romero son mejores cuando se inhala por inhalación de vapor. También puede agregar este aceite a una mezcla de masaje relajante, baño tibio o masaje de vapor.

[amazon box=»B07K24ZQ1M»]

¿Cómo usar los aceites esenciales para aliviar los síntomas del resfriado y la gripe?

Además de usar hierbas y especias comunes para ayudar a aliviar la tos, limpiar los senos paranasales y deshacerse de ese fuerte dolor de cabeza, hay muchos aceites esenciales que pueden ayudar a aliviar sus síntomas cuando se difunden por todo su hogar.

También puede mezclar sus aceites terapéuticos favoritos para crear bálsamos relajantes o aceites de masaje para dolores musculares y vapores potentes que pueden limpiar tanto las vías respiratorias como la mente. Además, si bien muchos aceites esenciales pueden ayudar a aliviar los síntomas respiratorios, un puñado también puede ayudar a estimular la función del sistema inmunológico antes de que nos hayamos contagiado del virus en cuestión.

Mediante un difusor de aceites esenciales

Los difusores de aceites esenciales para aromaterapia son una de las mejores formas de obtener todos los beneficios terapéuticos de los aceites esenciales. Simplemente mezcle unas gotas de aceite esencial con agua en un difusor de ambiente y luego enciéndalo. El difusor dispersará el aceite por todo el aire, y puede sentarse a su lado para respirar los vapores fácilmente.

[amazon box=»B06XYFRJKW»]

Inhalación de vapor

Difundir aceites esenciales en una habitación puede ayudar a eliminar el aire de patógenos nocivos y permitirle respirar fácilmente los efectos terapéuticos. Pero no está tan concentrado como al respirar los vapores del aceite directamente de un recipiente con agua humeante.

Este método es especialmente útil para despejar la congestión. Simplemente agregue unas gotas de su aceite esencial de elección a un recipiente con agua muy caliente (con cuidado, no te quemes!), luego cúbrase la cabeza con una toalla y coloque la cara sobre el recipiente para atrapar el vapor. Luego puede respirar el vapor directamente del tazón durante aproximadamente cinco a 10 minutos para ayudar a aliviar la congestión.

Para obtener beneficios similares a los de la inhalación de vapor, también puede agregar unas gotas de su aceite esencial favorito a un baño tibio e inhalar desde la comodidad del agua.

Conclusión

Si bien los síntomas del resfriado común y la gripe pueden afectar su día (o semana), un estilo de vida saludable, una dieta adecuada y una combinación de una variedad de tratamientos naturales pueden reducir la intensidad de sus síntomas y hacer que se sienta mejor sin hora.

Difundir mezclas de aceites esenciales curativos en todo el hogar puede ayudar a eliminar el aire de patógenos nocivos y aliviar los síntomas presentes.

Deja un comentario