aceite esencial de menta

Aceite Esencial de MENTA: Propiedades, usos y beneficios

aceite esencial de menta

El aceite esencial de menta es uno de los aceites esenciales más versátiles que existen. Se puede usar de forma aromática, tópica e interna para abordar una amplia gama de problemas de salud, desde dolores musculares y síntomas de alergia estacional, hasta problemas digestivos. También se usa comúnmente para aumentar los niveles de energía y mejorar la salud de la piel y el cabello.

¿Qué es el aceite esencial de menta?

La menta es una hierba aromática conocida por su distintivo aroma y propiedades medicinales, con hojas en forma de lanza de color verde oscuro y con un sabor muy refrescante. Al ser altamente versátil, esta hierba ha sido parte de las prácticas médicas antiguas y modernas, del arte culinario y de la industria cosmética.

La menta tiene unas propiedades impresionantes, de acuerdo. ¿Pero sabes que es mejor que la hierba en si? El aceite esencial que se extrae de ella.

No es broma. El aceite esencial de menta ha ganado popularidad en todo el mundo debido a su efectividad contra numerosos problemas de la piel, el cabello y la salud en general. Hemos recopilado todos sus beneficios, usos y propiedades en este artículo, así que lee con atención.

Composición

Los principales compuestos químicos del aceite esencial de menta son: menthol, menthone, 1, 8-Cineole, b-Caryophyllene, Limonene.

Propiedades del aceite de menta

Las propiedades del aceite de menta son muy variadas, entre las que podemos destacar:

  • Antialérgico
  • Analgésico
  • Anti-oxidante
  • Propiedades antitumorales
  • Digestivo
  • Antiespasmódico
  • Anti-inflamatorio
  • Anti-bacteriano
  • Anti-viral

Usos y aplicaciones

Beneficios para la piel

¿Quieres una piel de aspecto fresco y saludable? ¡Prueba el aceite de menta! Aquí están los beneficios del aceite de menta para tu piel.

Le da brillo a la piel

Agregar unas gotas de este aceite a su régimen de belleza diario es una forma fácil y efectiva de lograr una piel saludable y radiante. Gracias al mentol, daremos frescura y brillo a la piel opaca.

Además, el aceite de menta es un eficaz exfoliante.

Para el acné

El aceite de menta es capaz de controlar la secreción en exceso de grasa en la piel y la obstrucción de los poros, lo cual acaba generando acné.

Para mejorar la salud de su piel y usar el aceite esencial de menta como un remedio casero para el acné, mezcle 2-3 gotas de aceite de menta con aceite esencial de lavanda en partes iguales y aplique la mezcla en el área afectada.

Para dolores musculares y de cabeza

Si se está preguntando si el aceite de menta es bueno para el dolor, la respuesta es un rotundo “¡sí!” El aceite esencial de menta es un analgésico natural y relajante muscular muy efectivo. Es especialmente útil para eliminar el dolor de cabeza, de hecho según algunas estudios puede funcionar tan bien como el paracetamol.

Para usar el aceite de menta para aliviar el dolor de cabeza, aplique 2-3 gotas en las sienes y frote suavemente, también en la parte de atrás del cuello y detrás de las orejas. Para el dolor muscular haremos lo mismo, pero aplicando el aceite en la zona afectada.

Para el cabello y la barba

El aceite esencial de menta se usa en la fabricación de muchos productos de alta calidad para el cuidado del cabello, ya que tiene la capacidad de promover el crecimiento del cabello y nutrir el cabello dañado.

Además, el mentol es un poderoso antiséptico, por lo que ayuda a matar los gérmenes que se acumulan en nuestro cuero cabelludo. De hecho, el mentol se usa en champús anticaspa.

Para promover el crecimiento de la barba de del cabello y nutrir tus pelos, simplemente agregue 2–3 gotas de aceite de menta a su champú y acondicionador habitual.

Para problemas respiratorios

Inhalar aceite de menta puede ayudar a descongestionar sus fosas nasales y aliviar los dolores de garganta.

La menta actúa como expectorante, ayuda a abrir las vías respiratorias, elimina el moco y reduce la congestión, y es uno de los mejores aceites esenciales para resfriados, gripe, tos, sinusitis, asma, bronquitis y otras afecciones respiratorias.

Para usarlo, simplemente difunda 5-6 gotas de aceite de menta en su difusor de aceites esenciales e inhale su agradable aroma.

Para las alergias estacionales

El aceite de menta es muy eficaz para relajar los músculos de las fosas nasales y para ayudar a eliminar la suciedad y el polen de las vías respiratorias durante la temporada de alergias. Es considerado uno de los mejores aceites esenciales para las alergias debido a sus propiedades expectorantes, antiinflamatorias y vigorizantes.

Al igual que en el punto anterior, para beneficiarte de esto lo que tienes que hacer es difundir el aceite de menta haciendo uso del difusor de aromas.

Otros usos del aceite de menta

El aceite de menta es increíblemente versátil, como los aceites esenciales. Es seguro tanto para uso interno como externo en cantidades apropiadas y se puede usar con o sin un aceite portador para diluirlo (cuando se usa tópicamente). Aquí te dejamos otras formas de usarlo:

  • A través del difusor de aromas: ¿Quieres sentirte despierto y alerta? Intente agregar aproximadamente 5 gotas de aceite de menta a un difusor de aceite esencial para obtener un aroma energizante y con el que respirarás más fácilmente.
  • En tus recetas: Usar aceite de menta en la cocina es una forma increíble y natural para obtener no solo los beneficios del aceite de menta, sino también para darle un gran plus de sabor a nuestros platos y pasteles.
  • Añadirlo al agua: El aceite de menta realmente puede darle un toque refrescante a tu botella de agua. Además, es una excelente opción para combatir las bacterias y los problemas estomacales.

¿Dónde comprar aceite esencial de menta al mejor precio?

Contraindicaciones y precauciones

El aceite de menta es seguro cuando se toma por vía oral, cuando se aplica tópicamente y cuando se inhala en una sesión de aromaterapia.

¿Es seguro beber este aceite esencial? Sí, en su justa medida. En grandes cantidades puede ser tóxico, por lo que nunca debes de abusar y, antes de usarlo, debes de leer detenidamente el prospecto.

Como siempre, debes de tomar algunas precauciones:

  • No usar directamente en ojos y mucosas
  • No es recomendable para recién nacidos, ya que puede causar irritaciones de la piel
  • Si tienes la piel sensible, dilúyelo primero en un aceite portador.

Bibliografía

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9889172

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/16767798/

https://pediatrics.aappublications.org/content/139/6/e20170062.long

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5960050/

 

Deja un comentario